No hay de qué temer.

fiumara-darte-645898_640

Hacemos de la vida un lugar complicado en el que tenemos presentes todos y cada uno de nuestros momentos, nos sentimos juzgados por todo y por todos, nos duele cuando en la propia familia, te tachan de no estar muy cuerdo, de hipócrita, de iluso, de que no tienes los pies en la tierra….. y yo me pregunto ¿Por qué?, ¿acaso he hecho algo malo o dicho algo, para que me señalen con el dedo,  he imponerme ser, lo que realmente no soy? ¿Por qué me juzgan por algo que ellos no entienden? ¿acaso soy menos persona por creer en algo que me está ayudando a tener mi camino hacia un destino mejor?, un camino en el que abarca mi alegría, mi felicidad, mi amor propio, infinitas risas, buenas personas y sobretodo la sinceridad. ¿Acaso se ha de tachar a una persona por no creer en lo que la sociedad nos lleva interponiendo durante décadas? ¡Pués NO! de qué, exactamente, se tiene miedo, cuando nos dirigimos a lo que no entiendes, ¡qué temes!, ¿acaso temes la felicidad? ¿la alegría? ¿el amor? ¿la paz interior? ¿la armonía en tu vida? a esto nadie lo teme ¿Verdad?, entonces, porque se tacha a una persona de loco, por creer en una fuerza mayor y diferente, que le da lo más hermoso en la vida.

Tal vez se está juzgando a esa persona, porque ¡tememos!, lo que no entendemos, ¿porqué elegimos dirigirnos por un camino más duro?, en el que solo consiste en rodearse de personas a las que nos desean lo peor, simplemente por envidia, las que nos dañan con sus palabras en el corazón, por el simple hecho de no compartir sus mismos ideales. ¡EL RESPETO! ¡EL SABER COMPRENDER! ¡EL AYUDAR! ¡EL ESCUCHAR!, ¡Esto!, esto es lo que deberíamos aprender, para saber entender, y no sacar a paseo el dedito de la mano, solo para mofarse de una persona a la que le puedes dañar con nuestro escepticismo conformista, cuando sus intenciones depositadas en ¡ti!, son las más sinceras, ¡tal vez!, no necesita que compartan sus ideales, simplemente, necesita ser escuchado y comprendido, aunque ni siquiera sepas, de qué van sus ideas, tal vez, te intenta pedir ayuda, porque ni él mismo sabe, lo que realmente le está pasando, y no lo entiende y tampoco sabe como poder salir de ese dolor, de ese sufrimiento, ¡Si escuchamos, podremos entender! y no juzgar ¡Por temer!.

 

NUNCA SE DEBE PENSAR QUE LA VIDA DE UNA PERSONA ES MÁS FÁCIL O MÁS DIFÍCIL QUE LA NUESTRA, PUES JAMÁS SABRÁS, QUÉ DIFICULTAD SE PLANTEA EL DÍA DE MAÑANA, EN EL LABERINTO DE TU DESTINO.

 

jesvermayk@gmail.com

 

El amor de Jesvermayk.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s